TARTA JAPONESA DE CHOCOLATE (sin gluten, sin lactosa y sin azúcar añadido)


Esta tarta es otro de mis descubrimientos, no sabía ni que existía y por lo visto es bastante conocida. Pensaba haber hecho la versión con chocolate blanco, lo tenía ya comprado pero al final, me decanté por el chocolate negro, me parece más sano, y personalmente me gusta más.

Esta tarta, lleva sólo tres ingredientes sencillos a más no poder: 3 huevos, 120 grs. de chocolate negro y 120 grs. de queso en crema sin lactosa.

Antes de nada os digo, que lo ideal es hacer esta tarta en un molde pequeño, de 15 cm. de diámetro ya que así os quedará más alta y esponjosa. Yo lo hice en uno más grande y por eso me quedó más bajita.

Lo primero que tenemos que hacer es separar las claras de las yemas y meter las claras en la nevera para usarlas más tarde.

Troceamos ahora el chocolate negro y lo ponemos al baño María a fundir. Cuando esté fundido agregamos el queso en crema al baño María y vamos batiendo para que el queso se vaya fundiendo e incorporándose al chocolate.

Añadimos ahora las yemas. Batimos hasta conseguir una mezcla homogénea. Reservamos. Sacamos las claras de la nevera y las montamos a punto de nieve. Este es el truco de esta tarta y el motivo por el que nos va a quedar por dentro tipo mousse.

Cuando tengamos las claras montadas las vamos a incorporar a la mezcla anterior poco a poco y con movimientos envolventes.

Untamos el bol con mantequilla vegetal y harina de arroz para que no se nos peque la tarta y vertemos en él la mezcla.

Ponemos el molde en una bandeja con agua, porque lo vamos a hacer al baño María y lo metemos al horno a 170º durante 15' pasados los cuales bajamos la temperatura a 160º y lo tenemos así otros 15'. Apagamos el horno y dejamos la tarta dentro con la puerta cerrada otros 15 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Lo podemos decorar con cacao en polvo y chocolate, con azúcar glas o dejarlo así, sin más.

On egin.


Comentarios