asaltablogs_reto nº3 T9: FOCACCIA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)

 


A pesar de todos los panes que hago sin gluten nunca se me había ocurrido hacer una focaccia así que en cuanto vi la receta en el blog de nuestra asaltada de este mes, Nati, no me lo pensé dos veces.

Adapté la receta a mi dieta sin gluten y sin azúcar y además decidí ser un poco egoísta e hice una focaccia más pequeña porque esta vez no quise compartirla con nadie, enterita para mi jaja. 

Os dejo la receta original de mi compañera, cuyo blog os recomiendo que visitéis porque es simplemente genial: Poesía culinaria. Sabores de Nati.

Y esta es mi adaptación que me supo a gloria.

Ingredientes:
  • 200 gr. premezcla sin gluten
  • 150 ml. agua a temperatura ambiente y un poco más para humedecer la masa una vez formada la focaccia
  • 7,5 gr. levadura seca de panadería
  • 1 cdita. sal fina de mesa
  • 3 cdas. AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) para la masa y un poco más para pincelar la focaccia
  • 1 cdita. eritritol
  • Sal gruesa al gusto
  • Hierbas secas: orégano y eneldo
  • Tomates cherry
Elaboración:

En un recipiente ponemos el agua, 3 cucharadas de aceite, la sal fina, el eritritol y la mitad de nuestra premezcla sin gluten. Mezclamos ligeramente y añadimos la levadura y el resto de la harina. Amasamos hasta obtener una masa homogénea con la que haremos una bola.

En una bandeja de horno, ponemos un papel vegetal y lo pintamos con un poco de aceite. Ponemos la bola de masa y enaceitamos la superficie. Tapamos con un trapo húmedo y dejamos levar en un lugar sin corrientes de aire durante una hora u hora y media.

Estiramos la masa sobre el papel de horno en el que la teníamos levando con la yema de los dedos procurando que tenga el mismo grosor por todos los lados.

Pintamos con un poco de aceite y espolvoreamos con sal gruesa por encima. Tapamos de nuevo con un trapo húmedo y dejamos reposar otra media hora.

Después de la media hora, hundimos los dedos en la masa para que éstos queden marcados y darle así el toque característico de las focaccias. 

Ahora "salpicamos" un poco de agua en forma de lluvia sobre la masa para humedecerla y ayudar a que nuestras hierbas se queden pegadas.

Podéis echarle lo que queráis. En mi caso lo que tenía a mano fue orégano, eneldo y unos tomates cherrys que corté por la mitad pero también queda genial con romero, queso, uvas,... o lo que se os ocurra. 

Reposamos la masa una última vez durante 30 minutos y durante este último reposo aprovechamos para ir precalentando el horno a 230º.

Y por fin el último paso es hornear 20 minutos (o hasta que veáis que se está doradita) a 230º (durante los últimos 3 minutos la puse con calor sólo abajo).

La sacáis, la dejáis enfriar sobre una rejilla para que el vapor que emite no haga que se ablande y ya podéis disfrutar de este manjar.
Queda una miga muy esponjosa y una textura crujiente. Es un acompañamiento genial para cualquier comida o cena.

Si hacéis más masa, la podéis congelar e incluso podéis utilizarla como base de pizza.

On egin.

Comentarios

  1. Que es el elitritol????gracias!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Es un endulzante, concretamente es un polialcohol. Está muy bien porque no modifica ni la textura ni el sabor en el horneado. Y si tienes problemas de diabetes, también, porque no produce picos de glucosa. Es de los endulzantes más seguros 😉

    ResponderEliminar
  3. Poco a poco, voy disfrutando de cada entrada, llego a tu cocina y e has recordado creo que la primera receta con levadura del blog, que bonito, pues es un placer verla. Adaptarla a nuestra dieta creo que es importante, eso lo hacemos todos, se ve esponjosa y muy rica. Muchas gracias por pasarte por mi cocina y disfrutar de mi pequeño rincón, te mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido todo un placer y un auténtico disfrute darme un paseo por tu blog mientras decidía que receta robarte jeje

      Eliminar
  4. Que ricas las focaccias, me encantan todas, y esta tuya tiene una pinta.... es de esas cosas que empiezas a comer y no puedes parar hasta que ya no queda, riquísima! Besitos itos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fé de ello, me pasó exactamente eso!! Muchas gracias

      Eliminar
  5. Hola! Nos encanta vuestro blog! Tenéis unas recetas increíbles! Os invitamos a visitar nuestra web www.fitfruitshop.com . Esperamos que sea de vuestro agrado. Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Nos daremos una vuelta por vuestra web sin duda😉

      Eliminar
  6. He llegado aquí de casualidad. Es todo vegano??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas cosas sí, tienes en el menú una sección de recetas veganas y en mi Instagram @elflanb el todas las recetas son veganas o vegetarianas, tienes dulces y salado

      Eliminar
  7. Hola! Perdona, que harina has usado? La he hecho con harina panificable del Mercadona pero me ha quedado como si fuera integral, el color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he hecho con un mix casero que me funciona genial siempre. Para 1 kg. de harina pongo 400 gr. almidón de maíz, 300 gr. almidón de mandioca , 300 gr. de harina de arroz y 10 gr. de goma xantana. Si quieres un mix comercial que te de resultado, te recomiendo el panificable de Schär. Y si ves que se oscurece mucho, tapa la focaccia con papel de aluminio cuando veas que tiene un color doradito.

      Eliminar

Publicar un comentario