QUINOA CON LECHE VEGETAL Y CANELA (sin leche, sin gluten y sin azúcar añadido)


He de reconocer que el arroz con leche la verdad es que nunca me ha entusiasmado, ese sabor tan..... a leche, siempre me daba náuseas pero ha sido prohibirme la leche y empezar a tener antojo de comerme un buen tazón.

Y en estas estaba yo, lidiando con mis antojos, cuando se me ocurrió la tontería de cocer quinoa en vez de con agua, con leche, vegetal, obviamente.

Pues nada, al laboratorio de pruebas que me fui, o sea, a la cocina jeje. Hice muchos intentos para ajustar cantidades: el primero que hice era comestible, de sabor estaba bien, pero la verdad es que se me quedó tan justo de leche que aquello parecía más bien engrudo. Con la siguiente intentona me pasé de lista, y fue todo lo contrario, eché demasiada leche y aquello parecía una sopa pero a la tercera fue la vencida.

Os cuento como logré que saliera algo rico, con una textura comestible y los ingredientes para unos 4 tazones de quinoa con leche y canela: 200 gr. de quinoa, 1 litro de leche de arroz, un chorrito de sirope de agave (podéis usar el endulzante que prefiráis), un trozo de piel de limón y 1 rama de canela.

Como siempre que cocemos quinoa lo primero es pasarla por agua, si no ya sabéis que empieza a salir una espuma blanca y amarga mucho. La ponemos en un cazo y añadimos la leche. En los ingredientes ya veis que he usado leche de arroz, pero puede ser de soja, avena, almendra,... a vuestra elección queda. Añadimos un trozo de piel de limón y la ramita de canela y el endulzante.

Ahora cocemos la quinoa unos 15 minutos durante los que veremos que poco a poco ésta va absorbiendo el líquido. Cuando esté cocida la retiramos del fuego y quitamos la piel de limón y la canela y con un cazo la ponemos en los tazones dónde la vamos a servir. 

La dejamos enfriar a temperatura ambiente y después la metemos mínimo una hora en la nevera. Tiene que quedarnos un poco líquida, porque al enfriarse va a espesar. 

Pues ya está. Sólo queda en el momento de zampárnosla espolvorear por encima un poco de canela en polvo.

Espero que os haya gustado y que me sigáis en el blog dónde encontraréis más recetas como ésta.

On egin.


Comentarios