MUFFINS DE PLÁTANO RELLENOS DE CHOCOLATE (sin gluten, sin leche y sin azúcar)

 


Esta receta no es mía, y la verdad es que prácticamente no he tenido que hacer ningún cambio para adaptarla a nuestra dieta. 

Se la vi hace tiempo a @blancanutri y me pareció tan fácil que estaba deseando que se me pusiera algún plátano en casa chuchurrio para poder hacerla.

Estos muffins no pueden más rápidos y fáciles y os garantizo que salen a la primera. 

La receta original lleva una mandarina, pero como no tenía, no la puse. En su lugar añadí una cucharada más de yogur para que la masa no quedara tan espesa(*). 

Como ya sabéis que además soy muy golosa, añadí un poquito de edulcorante, porque a pesar de que el plátano estaba muy maduro, la masa me parecía muy sosa.

Ingredientes (4 uds.):
  • 2 huevos
  • 65 gr. copos de avena sin gluten o harina de avena sin gluten
  • 1 plátano muy muy maduro
  • 1 cda. eritritol
  • 3 cdas. yogur vegetal
  • 1 cdita. impulsor químico
  • canela al gusto
  • 2 onzas de chocolate sin azúcar apto 85% 
Elaboración:

Precalentamos el horno a 200º.

Ponemos en el vaso de la batidora o en una jarra todos los ingredientes menos el chocolate. Batimos hasta conseguir una masa espesa y homogénea.

Ponemos unas cápsulas para muffins en un molde y las rellenamos con la masa sólo hasta la mitad para que cuando suban en el horno no se nos salgan.

Introducimos media onza de chocolate dentro de cada muffin (si como yo sois adict@s al chocolate podéis poner una onza entera).

Metemos al horno unos 15 minutos con calor arriba y abajo o hasta que al pincharlos con un palillo éste salga seco.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Conservarlos en un recipiente hermético. Se supone que aguantan unos 4 días pero nos los zampamos en cuanto se enfriaron, así que si los hacéis, dejarme en comentarios cuanto os han aguantado (si sois capaces de no coméroslos en cuanto salgan del horno).

Para que veáis lo tiernos y esponjosos que quedan por dentro os dejo una foto del interior aquí abajo.

(*) Para aligerar la mezcla en caso de no usar una fruta como yo, podéis usar como yo un yogur vegetal que tiene una textura mucho más líquida que los normales, pero si lo hacéis con uno de leche de origen animal que suelen ser más espesos y veis que la masa queda muy densa, añadir un chorrito de leche, volver a batir todo y solucionado.

Os recuerdo que en mi perfil de Instagram tenéis muchas más recetas de mis platos del día a día, sanas, nutritivas, veganas y/o vegetarianas que son muy rápidas de hacer y tremendamente fáciles. 

Daros una vuelta y seguirme, veréis que os sorprenderán mis recetas @elflanb

On egin.

Comentarios