MOUSSE DE FRESAS (sin gluten, sin leche y sin azúcar)


Esta mousse de fresas la descubrí de casualidad trasteando por instagram. 

Es de una chica que se llama @vhappybaker. Si no la seguís os la recomiendo porque tiene  sobre todo unos postres súper fáciles y sencillos de hacer con infografías muy chulas  y además acaba de sacar un libro con nuevas recetas en el mismo estilo que su feed de Instagram, son recetas muy visuales, fáciles de seguir y sanas.

Pues lo dicho, que cuando vi esta mousse de fresas no me pude resistir a hacerla. Queda tan suave que parece una espuma, es sumamente ligera, eso sí, hay que hacerla y consumirla en el mismo día, porque las claras se bajan enseguida. 

Para que aguanten más tiempo, se puede usar cremor tártaro pero personalmente prefiero evitar en la medida de lo posible añadir químicos a mis recetas.

Os dejo la receta a continuación:

Ingredientes (2 unidades):
  • 300 ml. de claras de huevo pasteurizadas
  • edulcorante al gusto
  • 250 gr. de fresas frescas o congeladas
Elaboración:

Lavamos y troceamos las fresas y las ponemos en un recipiente junto con el edulcorante. Trituramos con la batidora hasta formar un puré y reservamos.

Si las fresas son congeladas, o las sacamos un poco antes del congelador para que se descongelen o las podemos meter un minutito en el microondas para que nos resulte más fácil triturarlas, sobre todo si no tenemos una batidora muy potente. 

Si las trituramos congeladas, nos va a quedar una textura de helado y no nos sirve para este postre, aunque estará delicioso eso seguro.

Una vez tenemos el puré de fresas, medimos la cantidad exacta de claras (yo usé esta jarra medidora que es súper práctica) y las montamos a punto de nieve. Podemos echarles una pizquita muy muy pequeñita de sal para que nos ayude a montar las claras y que nos aguanten montadas más horas.

Ahora vamos a ir añadiendo el puré de fresas poco a poco a las claras montadas ayudándonos de una espátula de plástico, haciendo movimientos envolventes para que la mousse no pierda aire y no se nos baje.

Cuando ya tenemos todo integrado, lo servimos en vasitos y lo refrigeramos durante unas horas para que la mousse tenga una textura más firme.

On egin.

Comentarios