BIZCOCHO DE REMOLACHA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

Imagen
Os confieso una cosa? No me gusta un pimiento la remolacha, cuando era niña si, pero ahora la detesto y por lo visto es algo que he debido de contagiar a las miniflaneras porque no hay forma humana de que se la coman, mira que he probado formas, pues nada de nada.
Que no me guste no significa que no la coma ojo!! porque la remolacha tiene ácido fólico, hierro y vitaminas del grupo B como la B1, B2, B3 y B6. Pero lo dicho que no la soporto y como a las peques no ha habido forma humana de hacérsela comer nunca pues en cuanto ví esta receta en un grupo de facebook me lancé de cabeza a hacerla porque estaba segura de que así iban a tomársela (si no les decía de que era el bizcocho claro jeje) y acerté de pleno.
La modifiqué un poquito ya no sólo porque inicialmente llevaba gluten sino porque quería disimular el sabor fuerte de esta raíz.
Para esta receta utilicé 240 gr. de preparado para repostería sin gluten, 30 gr. de harina de arroz, 30 gr. de almidón de maíz, 15 gr. de cacao puro sin glu…

TRENZA DE PAN DULCE (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)


Con un día de retraso pero ya estamos con una nueva receta estupenda, fácil y rápida de hacer y a la que apenas me dejaron hacer la foto porque casi me arrancan la mano en cuanto la saqué del horno, es más, tenía pensado hacer una foto de la trenza completa pero es que cuando me dí cuenta faltaba la mitad jeje.

Os comentaba antes que esta semana os ponía la entrada con un día de retraso, no ha sido porque ayer hubiera sido festivo, ojalá. Esta semana está siendo especialmente dura porque el domingo se nos fue uno de los pilares de la familia. La verdad es que después de pensar mucho estos últimos días me he dado cuenta de lo que ella ha influido en mi vida, y sobre todo en lo que a cocina se refiere, siempre que tenía alguna duda, ahí estaba yo llamando por teléfono y ella resolviendo mis dudas. Espero algún día ser ya no tan buena cocinera sino tan buena madre, abuela, suegra, mujer,... como lo ha sido ella. Allá dónde estés te vamos a recordar todos los días y a seguir queriendo y para mí seguirás siendo un gran ejemplo a seguir.

Bueno y dicho esto, vamos a la receta que al final me enrollo como de costumbre y no os cuento lo que lleva esta magnífica trenza. Vamos a usar 330 gr. del Mix B Schär, 1 sobre de levadura de panadería seca, 175 gr. de leche de arroz y aparte una cucharada de leche más, un chorrito de sirope de agave, 1 huevo entero y 1 yema, 50 gr. de margarina vegetal, una pizca de sal.

Lo primero es templar un poco la leche y añadir la levadura y una pizca de sirope de agave. Removemos y lo dejamos reposar unos 15 minutos para activar la levadura. Vamos a ver como se forma por encima una espuma.

En un bol grande, donde vayamos a amasar, añadimos la mezcla anterior de leche y levadura, la harina, el huevo entero, la margarina vegetal a temperatura ambiente, el sirope de agave al gusto y la pizca de sal.

Amasamos todo durante unos 10 minutos o hasta que nos quede una masa homogénea y lisa. Tapamos con un papel film el bol y dejamos levar durante una hora en un sitio cerrado. Yo usé el horno que calenté un poco y para que no se me secara la masa puse también dentro un recipiente metálico con agua caliente para que generara humedad durante el levado.

Cuando la masa haya doblado su volumen, volvemos a amasar unos 2 minutos para desgasificarla, la dividimos en 3 partes iguales y hacemos unas tiras del mismo tamaño y grosor. La masa es un poco pegajosa, así que podemos utilizar harina de arroz para hacer las tiras y que no se nos pegue en las manos. 

Precalentamos el horno a 190º.

Cuando tengamos ya las 3 tiras, ponemos un papel vegetal sobre la bandeja de horno que vamos a usar y hacemos con las tiras una trenza.

Para que nos quede dorada y con un poco de brillo, pintamos la superficie con la yema de huevo mezclada con la cucharada de leche.

Metemos al horno a 190º durante unos 20-25 minutos con un recipiente metálico con agua caliente en el interior para generar vapor.

Estará hecha cuando suene a hueco por debajo, como el pan.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.



Como veis la miga queda esponjosa. En casa nos la comimos templada, aunque alguno que otro se abrasó la lengua por impaciente (y esta vez no fui yo jaja) pero si la dejamos enfriar del todo, mejor.

On egin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TORTITAS DE ZANAHORIA (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

FLAN DE COCO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

HELADOS DE CHOCOLATE CON AVELLANAS (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)

PAN EN SARTÉN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

YORKSHIRE PUDDINGS (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN DE LIMÓN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

MUG CAKE RED VELVET (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

GALLETAS DE CHOCOLATE CON SÓLO DOS INGREDIENTES (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)