GALLETAS CON PEPITAS DE CHOCOLATE (sin gluten, sin leche, sin azúcar y sin levadura)


Esta es la versión bastante más saludable de unas conocidas galletas con pepitas de chocolate que la mayoría hemos comido en más de una ocasión.

Para hacerlas necesitamos pocos ingredientes pero como siempre de buena calidad. Estoy segura de que en cuanto las probéis no vais a querer probar las comerciales ni por asomo.

Ahora mismo os cuento todo lo que llevan y como se elaboran:

Ingredientes (para 14 unidades):

  • 100 gr. harina de avena
  • 100 gr. harina de almendra
  • 2 huevos (si las queréis veganizar, sustituir por 2 huevos de lino*)
  • 40 ml. AOVE
  • edulcorante al gusto
  • 100 gr. chocolate negro 85% sin leche, sin gluten y sin azúcar
Elaboración:

Trocea el chocolate con un cuchillo en trocitos de 1/2 centímetro más o menos.

En un recipiente mezcla todos los ingredientes junto con el chocolate y amasa hasta formar una bola compacta que no se desmigue.

Hazlo mejor a mano. De vez en cuando mola pringarse un poco en la cocina.
Mete la masa en la nevera envuelta en papel film durante una media hora para que el aceite solidifique endureciendo la masa lo que nos facilitará el formado de las galletas.

Precalienta el horno a 180º, saca la masa de la nevera y ve dando forma a las galletas: haz primero una bola, colócala sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal y aplástala con la palma de la mano.

Sigue este proceso hasta terminar toda la masa. Si no quieres hacer todas las galletas el mismo día, puedes congelar la masa restante para usarla cuando quieras.

Ahora, hornea a 180º durante unos 15 minutos o hasta que veas que la superficie empieza a dorarse ligeramente.

Recuerda que las galletas siempre tienen que salir blanditas del horno porque al enfriarse, endurecen.

Una vez hechas, sácalas del horno y deja que se enfríen por completo en una rejilla.

Guarda en un recipiente hermético y consume con moderación (si puedes).
* Para hacer un huevo de lino, tritura con un molinillo de especias o de café 1 cucharada sopera de semillas de lino. Agrégale 3 cucharadas de agua, remueve y espera a que gelifique para usarlo. También se puede hacer con semillas de chía.

On egin.

Comentarios