GALLETAS DE CERVEZA (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)


No se me hubiera ocurrido en la vida hacer unas galletas con cerveza, más que nada porque no me gusta nada de nada la cerveza, pero me entró curiosidad y menos mal porque el resultado cuanto menos fue sorprendente.

No saben en absoluto a cerveza y quedan esponjosas y muy ligeras, tanto que como te descuides te las comes todas de una sentada.

Con la cantidad de masa que me salió hice 16 galletas pero bastante hermosotas, si las hacéis más pequeñas, tener en cuenta que obviamente os saldrán más, pero también tendréis que reducir el tiempo de horneado.

Para versionar estas galletas que encontré en cocina.facilisimo.com utilicé 200 gr. de margarina en pomada, 1 yema de huevo a temperatura ambiente, 5 ml. de edulcorante líquido, 120 gr. de cerveza sin alcohol y sin gluten, 300 gr. de premezcla casera sin gluten (120 gr. de almidón de maíz, 90 gr. de harina de arroz y 90 gr. de fécula de mandioca).

Batimos la margarina con la yema de huevo y el edulcorante hasta conseguir una crema suave.

Añadimos la cerveza y las harinas y seguimos mezclando.

Cuando tengamos todo perfectamente integrado, tapamos el recipiente donde estamos haciendo la masa con un film transparente y metemos en la nevera unas 48 horas.

Aunque os parezca mucho tiempo tiene su lógica. La cerveza va a hacer que la masa leve y el frío va a hacer que lo haga de forma más lenta consiguiendo una masa muy aireada y unas galletas ligeras y esponjosas.

Pasado este tiempo vais a ver que la masa está muy cremosa. Ése es el momento de hornear nuestras galletas.

Vamos a precalentar el horno a 150º y mientras ponemos un papel vegetal en una bandeja de horno, con ayuda de dos cucharas vamos poniendo porciones del mismo tamaño y bastante separadas (porque crecen mucho) sobre él.

Horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que los bordes empiezan a dorarse y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Os van a sorprender el sabor y la textura ya lo veréis. 

Si las guardáis en un recipiente hermético os aguantarán hasta una semana, si no os las coméis antes claro.

On egin.

Comentarios