BIZCOCHO DE REMOLACHA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

Imagen
Os confieso una cosa? No me gusta un pimiento la remolacha, cuando era niña si, pero ahora la detesto y por lo visto es algo que he debido de contagiar a las miniflaneras porque no hay forma humana de que se la coman, mira que he probado formas, pues nada de nada.
Que no me guste no significa que no la coma ojo!! porque la remolacha tiene ácido fólico, hierro y vitaminas del grupo B como la B1, B2, B3 y B6. Pero lo dicho que no la soporto y como a las peques no ha habido forma humana de hacérsela comer nunca pues en cuanto ví esta receta en un grupo de facebook me lancé de cabeza a hacerla porque estaba segura de que así iban a tomársela (si no les decía de que era el bizcocho claro jeje) y acerté de pleno.
La modifiqué un poquito ya no sólo porque inicialmente llevaba gluten sino porque quería disimular el sabor fuerte de esta raíz.
Para esta receta utilicé 240 gr. de preparado para repostería sin gluten, 30 gr. de harina de arroz, 30 gr. de almidón de maíz, 15 gr. de cacao puro sin glu…

TORTITAS DE ZANAHORIA (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)


Os prometo de verdad de la buena que la intención era hacer estas tortitas para desayunar!! 

El caso es que yo con toda la buena intención del mundo pretendía dar una sorpresita y preparar estas tortitas por la noche, dejar la masa reposando en la nevera y a la mañana, levantarme prontito y hacerles a las miniflaneras un desayuno diferente pero no me dejaron :-( les pudo el ansia, la gula, o que sé yo y al final las tortitas de zanahoria para desayunar se acabaron convirtiendo en el postre de la cena. 

En fin, que les encantaron igualmente (porque será que no me sorprende jeje) y de paso descubrí que las tortitas están igual de buenas aunque no se deje reposar la masa en frío durante toda la noche.

Esta receta la vi en una revista y me pareció original la verdad así que decidí adaptarla a nuestra dieta pero cambiando además el ingrediente principal que sustituí por zanahorias.

Si no os gustan las zanahorias, no pasa nada, tenemos solución: cambiadlas por calabaza por ejemplo.

Como todas las cosas que os enseño estas tortitas son muy fáciles y rápidas de hacer. Sólo vamos a necesitar 250 gr. de zanahorias, 50 gr. de harina de arroz, 30 gr. de almidón de maíz, 1 huevo, edulcorante líquido al gusto, 1 cdita. de canela, 7 gr. de levadura en polvo, 150 ml. de leche vegetal, el zumo de 1/2 limón y margarina o mantequilla vegetal para engrasar la sartén.

Pelamos las zanahorias y las pesamos en crudo. Las troceamos y las podemos a cocer. Cuando estén blanditas escurrimos bien el agua y reservamos.

Ponemos la leche vegetal que más nos guste en un recipiente y le añadimos el zumo de medio limón. Removemos y esperamos unos 5 minutos para que se corte la leche. Con esto hacemos una buttermilk casera que va a hacer que las tortitas sean más esponjosas.

Mientras esperamos, en una jarra o en el vaso de la batidora ponemos el resto de los ingredientes: un huevo, el edulcorante, la canela, el almidón de maíz, la harina de arroz, la levadura, la zanahoria cocida y la leche.

Trituramos todo con la batidora hasta conseguir una masa homogénea. Si vemos que se nos queda muy espesa, podemos aligerarla añadiendo un chorrito de leche.

Ahora tenemos dos opciones: o bien la dejamos reposar unas horas en la nevera o nos ponemos manos a la obra a hacer tortitas.

Si me habéis leído desde el principio ya sabréis cuál ha sido mi elección esta vez.

Cogemos una sartén antiadherente y la untamos con un poco de margarina o mantequilla vegetal, lo que queráis.

Esperamos a que esté bien caliente y vertemos sobre ella un poco de masa. La dejamos cuajar y cuando empiece a hacer burbujitas con ayuda de una espátula de madera le damos la vuelta y esperamos a que se haga por el otro lado.

Esta primera tortita yo suelo desecharla porque suele estar bastante grasienta. 

Ahora que ya tenemos la sartén en marcha, tenemos que seguir haciendo tortitas hasta terminar la masa.

Os aconsejo que no las hagáis muy grandes porque al darles la vuelta se os pueden romper. 

On egin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

FLAN DE COCO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

HELADOS DE CHOCOLATE CON AVELLANAS (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)

PAN EN SARTÉN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

YORKSHIRE PUDDINGS (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN DE LIMÓN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

MUG CAKE RED VELVET (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

GALLETAS DE CHOCOLATE CON SÓLO DOS INGREDIENTES (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)