PAN DE ESPINACAS EN PANIFICADORA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)


Váis a acabar hasta el gorro de mí y de mi panificadora, pero es que no puedo evitarlo, y tengo que explorar todas las posibilidades jaja.

El caso es que el otro día me encontré unas espinacas muertas del asco las pobres ahí olvidadas en el congelador y me dije ¿y por qué no intento hacer un pan de espinacas a ver qué sale?

Pues el experimento no me salió nada mal, no ha quedado muy verde pero es que tampoco puse muchas espinacas eso sí lo mejor fue la cara de Mr. Flanero cuando le dí un pedacito para probar, me dice: este pan está malo, está verde jaja. 

Tampoco puso mucha mejor cara cuando le dije que no estaba malo que el color verde era porque era un pan de espinacas (las odia, bueno y todas las verduras en general) pero al final acabó admitiendo que estaba bueno.

No me compliqué mucho la vida, últimamente ya sabéis que hago recetas facilitas y breves porque tengo poco tiempo y mi enfermedad en esta época del año hace que esté agotada permanentemente, así que no me enrollo más y os digo los ingredientes que usé: 100 gr. de puré de espinacas, 500 gr. de preparado panificable sin gluten, 330 ml. de agua, 7 gr. (1 sobre) de levadura seca de panadería, 15 ml. de AOVE, 5 gr. de lecitina de soja en polvo, una pizca de sal y un chorrito de sirope de agave.

Lo primero es hacer el puré de espinacas. Sólo metí las hojas de espinaca en un bol tapado con papel film en el microondas 1 minuto y luego las pasé por la batidora. Queda bastante espeso pero si véis que el puré os queda muy líquido bajar un poco la hidratación, para que no os quede luego un pan con una miga muy húmeda.

Después eché el agua (que templé previamente) junto con la levadura y el sirope de agave en la cubeta de la panificadora, removí con una espátula de plástico y espere a que la levadura comenzara a espumar. En ese momento añadí el AOVE y el resto de ingredientes incluyendo el puré de espinacas.

Ponemos el programa express para panes de 1 kilo y tostado medio. Cuando este programa termine ponemos el programa de horneado unos 30-35 minutos.

Acordaros de quitar las palas cuando termine de amasar para que no os queden unos boquetes en el pan, que a mí siempre se me olvida.

Cuando termine lo sacamos de la cubeta y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Es muy importante que no lo cortéis hasta que no esté totalmente frío.

Os va a quedar un pan con un suave sabor a espinacas y un poco dulzón pero muy muy rico y nutritivo.

*AOVE: Aceite de Oliva Virgen Extra.

On egin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TORTITAS DE ZANAHORIA (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

FLAN DE COCO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN DE MOLDE CON FERMENTACIÓN EN FRÍO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

HELADOS DE CHOCOLATE CON AVELLANAS (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)

YORKSHIRE PUDDINGS (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN EN SARTÉN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN DE LIMÓN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

QUESO PARA UNTAR VEGANO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)