NATILLAS DE MANZANA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)


Estas natillas de manzana son una auténtica locura. Ví la receta en danzadefogones y no me pude resistir. Hice sólo algún pequeño cambio, como el tipo de leche, pero por lo demás la receta es prácticamente la misma.

Tenía miedo de que las natillas quedaran con una textura parecida a la compota de manzana, pero la verdad es que al usar agar-agar se consigue una textura más firme y al utilizar la leche para cocer las manzanas en lugar del agua, no predomina tanto el sabor de la manzana. 

La de esta semana es también una receta rápida como las que hago últimamente, ya os comenté que andaba bastante liada, pero como no quiero dejar el blog de lado y además much@s de vosotr@s tampoco es que andéis muy sobrados de tiempo, sé que estas recetas rápidas os vienen muy bien para darse un caprichito de vez en cuando o sorprender a alguien jeje.

Para nuestras natillas de manzana obviamente vamos a necesitar manzanas, concretamente 2, del tipo que queráis, el zumo de medio limón, 4 cdas. de sirope de agave, 1 litro de leche de avellanas, 1 chorrito de extracto de vainilla, canela en polvo o una ramita de canela y 1 sobre de agar-agar en polvo (2 gr.).

Yo utilicé leche de avellanas que tiene un sabor más intenso pero que combina muy bien con el sabor y la acidez de la manzana. En la receta original utilizan leche de avena, pero podéis utilizar cualquier leche vegetal o si no tenéis problemas o simplemente lo preferís leche de origen animal. Van a estar deliciosas seguro.

Bueno pues al lío: vamos a pelar y trocear las manzanas en dados pequeñitos y a echarlas en un cazo junto con el zumo de limón y el sirope de agave.

Las vamos a cocinar unos minutos a fuego lento hasta que veamos que empiezan a ablandarse.

Echamos la leche junto con el extracto de vainilla y la canela y dejamos cocer hasta que hierva y en ese momento bajamos el fuego y dejamos cocer unos minutos más hasta que la manzana esté muy blandita.

Añadimos el agar-agar y dejamos cocer otros 5 minutos más. Yo eché sólo medio sobre de agar-agar porque quería que las natillas me quedaran más cremosas, pero si queréis una textura más consistente, podéis echar el sobre entero.

Pasamos todo por la batidora hasta triturar todos los trozos de manzana. Servimos en recipientes individuales y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Después las guardamos en la nevera.

Podemos tomarlas con un poco de canela espolvoreada por encima o así sin más.

On egin.

Comentarios

  1. Me parecen muy ricas estas natillas :) me encanta todo lo que lleva y que sean tan sanitas, ideales para cuidarse. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Son muy ricas y originales, las puedes hacer además de pera o de otra fruta, y es un postre perfecto para cuidarse. Besos preciosa :-*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario