TURRÓN DE CHOCOLATE CON TRIGO SARRACENO (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido, sin huevo y sin levadura)

ElFlanB_TurronChocolateConTrigoSarraceno

Como ya estamos inmersos en plenas fiestas navideñas y admitamoslo, por mucho que pretendamos tener fuerza de voluntad, no vamos a conseguir resistirnos a tanta cosa rica que nos pasa por delante, pues yo no voy a ser una excepción y me voy a unir al enemigo y por eso hoy os enseño cómo hacer un rico turrón navideño de chocolate con trigo sarraceno hinchado, que es más sano eso sí, pero me temo que no nos va a quitar de coger algún kilo estas fiestas, al menos a mí.

Como os decía es cierto que es mucho más sano que los turrones comerciales y esta receta además es muy versátil, de hecho mi primera opción era hacer turrón de chocolate y avellanas hasta que alguien encontró las avellanas (seré buena y no delataré al culpable) y acabó con ellas.

Utilizando esta misma receta podéis hacer multitud de variantes: turrón de chocolate y frutos secos (pistachos, almendras, avellanas, nueces,...), de arroz inflado, quinoa inflada, pasas o cualquier otra fruta deshidratada, de frutas confitadas, lo que se os ocurra, las posibilidades son infinitas, el proceso de elaboración rápido y el resultado genial.

Para esta versión en concreto utilicé 36 gr. de mantequilla de soja (puede ser margarina vegetal o cualquier mantequilla vegana, por ejemplo de coco), 200 gr. de chocolate negro para postres sin gluten, sin azúcar añadido y sin lácteos y un puñado de trigo sarraceno hinchado.

El primer paso es fundir el chocolate junto con la mantequilla. Podéis hacerlo al baño María o en el microondas a intervalos de 30 segundos para que no se os queme. En esta ocasión lo hice al baño María.

Una vez tenemos el chocolate y la mantequilla fundidos y perfectamente integrados, echamos a la mezcla un puñado de trigo sarraceno hinchado y con ayuda de una espátula mezclamos hasta que todos los granos de trigo estén cubiertos de chocolate.

Ahora sólo nos queda verter todo en un molde.

El proceso de elaboración tiene que ser relativamente rápido y hacerse antes de que el chocolate empiece a enfriarse porque si no se va a endurecer y no va a ser manejable.

Cuando ya tenemos nuestro turrón en el molde le damos unos golpecitos para que salga el aire de la mezcla y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Al enfriarse por completo lo metemos en la nevera durante unas dos horas para que termine de solidificarse y ya estará listo.

Por cierto si no tenéis un molde para chocolate no os preocupéis, yo tampoco lo tengo, pero hay una solución muy sencilla: usar un brick de leche partido por la mitad (nota para los despistad@s como yo: partido por la mitad de arriba abajo no en horizontal jeje). 

Este molde improvisado es genial porque el recubrimiento que tienen por dentro este tipo de bricks va a ayudar a que no se nos pegue el turrón y podamos desmoldarlo más fácilmente.

On egin.

Comentarios