GALLETAS DE CHOCOLATE CON SÓLO DOS INGREDIENTES (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)


Anda que no hay recetas fáciles, bueno pues ésta es más que eso. Pero es que además de ultra fácil es mega rápida de hacer y estas galletas están de muerte, os lo dice una adicta al chocolate sin cura jeje.

Esta receta la vi en mis trasteos habituales por la red en busca de ideas y nuevas recetas que tunear concretamente la encontré en el blog de comoencasasingluten y la hice de inmediato.

En el blog utilizan el mix dolci de Schär pero como yo tenía ganas de probar el nuevo preparado para bizcochos de Mercadona así que lo usé en esta receta y el resultado fue genial la verdad. Pero supongo que con cualquier mix casero o comercial para recetas dulces os vale. 

Para estas galletas que se hacen con manga pastelera, necesitamos una tableta y media de chocolate negro (228 gr. más o menos) y 100 gr. del mix para recetas dulces que hayáis elegido.

El primer paso es fundir el chocolate. Yo lo hice al baño María, más que nada porque lo intenté con el microondas primero pero decidió pedirme la jubilación el mal bicho y en cuanto metí el chocolate empezaron a salir chispas :-( 

Cuando lo tenemos fundido agregamos la harina y mezclamos bien con una espátula hasta que nos quede una mezcla lisa y sin grumos.

Ahora podemos ir precalentando el horno a 180º, no vamos a necesitar que esté muy caliente por eso no hace falta precalentarlo durante mucho tiempo.

Metemos la mezcla en la manga pastelera y le ponemos una boquilla de estrella de las anchas para dar una forma más bonita a las galletas.

Sobre la bandeja del horno ponemos un papel vegetal y vamos dibujando círculos con la manga pastelera.

No crecen apenas en el horno, pero tampoco las pongáis muy juntas.

Ahora metemos al horno ya caliente sólo 5 minutos o hasta que veamos que los bordes se empiezan a dorar.

Justo en ese momento las sacamos y las dejamos enfriar ahí mismo, en la bandeja de horno, ni se os ocurra tocarlas!!! en primer lugar porque os quemaréis y en segundo lugar porque estas galletas mientras aún están calientes en cuanto las tocas se desmoronan, pero no os preocupéis que en cuanto enfrían cambian por completo y se endurecen.

Vais a ver que ligeras y que sabor tan intenso a chocolate tienen. Eso sí, al no llevar ningún tipo de edulcorante y estar hechas sólo con chocolate negro, os pueden resultar un tanto amargas pero siempre podéis incluir en la mezcla un edulcorante o endulzante de vuestra elección.

On egin.


Comentarios