BIZCOCHO DE REMOLACHA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

Imagen
Os confieso una cosa? No me gusta un pimiento la remolacha, cuando era niña si, pero ahora la detesto y por lo visto es algo que he debido de contagiar a las miniflaneras porque no hay forma humana de que se la coman, mira que he probado formas, pues nada de nada.
Que no me guste no significa que no la coma ojo!! porque la remolacha tiene ácido fólico, hierro y vitaminas del grupo B como la B1, B2, B3 y B6. Pero lo dicho que no la soporto y como a las peques no ha habido forma humana de hacérsela comer nunca pues en cuanto ví esta receta en un grupo de facebook me lancé de cabeza a hacerla porque estaba segura de que así iban a tomársela (si no les decía de que era el bizcocho claro jeje) y acerté de pleno.
La modifiqué un poquito ya no sólo porque inicialmente llevaba gluten sino porque quería disimular el sabor fuerte de esta raíz.
Para esta receta utilicé 240 gr. de preparado para repostería sin gluten, 30 gr. de harina de arroz, 30 gr. de almidón de maíz, 15 gr. de cacao puro sin glu…

TARTA DE CEREZAS (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)




Que antojo tenía de probar esta tarta. Me apetecía una barbaridad y llevaba tiempo buscando una ocasión para hacerla y que mejor que el día de mi cumple. Si ya sé que esto va al revés, que la tarta se le da al cumpleañer@ pero es que yo soy muy rarita que le vamos a hacer jeje.

Esta tarta la había visto hace algún tiempo pero hecha con fresas y en versión glutanera claro pero había que adaptarla a nuestra dieta y ya que estábamos con cambios, pues cambié las fresas por cerezas.

Es una tarta muy suave y nada empalagosa que podéis hacer en versión grande o en pequeñas tartaletas, da igual porque el resultado va a ser espectacular en ambos casos.

Os tengo que contar un secreto: nunca había hecho crema pastelera. Mira que habré hecho postres, pero con crema pastelera ni uno, pero me salió de fábula la verdad, me sorprendió lo fácil que es y lo rica que queda.

Para realizar este estupendo postre vamos a necesitar una lámina de masa quebrada sin gluten y sin leche, 500 gr. de cerezas, mermelada de fresa, cereza o frutos rojos y un poco de margarina y de harina de arroz.

Y para la crema pastelera: una vaina de vainilla, 5 yemas de huevo talla L, 50 gr. de almidón de maíz, edulcorante líquido al gusto y 500 ml. de leche de arroz.

Lo primero de todo es hornear nuestra lámina de masa quebrada para lo que vamos a engrasar un molde redondo con un poco de margarina y a espolvorear con harina de arroz retirando el sobrante para que no se nos pegue la masa al molde. Yo también le puse un círculo que recorté de papel vegetal en la base del molde.

A continuación extendemos la lámina sobre el molde y la acomodamos a éste dándole forma con los dedos.

Pinchamos con un tenedor la base de masa quebrada para que al hornear no nos suba.

Metemos en el horno hasta que se dore a 200º con calor arriba y abajo. Si vemos que está muy dorada por arriba pero por abajo aún está cruda, ponemos calor sólo abajo y tapamos con papel aluminio para que no se nos queme.

Una vez esté dorada la sacamos y dejamos enfriar un poco sobre una rejilla sin sacarla del molde. Cuando ya esté fría, con mucho cuidado para que no se nos rompa la vamos a pasar al plato donde vamos a servir la tarta.

Mientras la base de la tarta se hornea vamos a ir haciendo el relleno, es decir, la crema pastelera.

Ponemos en un cazo a calentar 350 ml. de leche a la que habremos añadido la vaina de vainilla para aromatizar (partimos la vaina de vainilla por la mitad y con el revés del cuchillo retiramos el interior, que son como unas bolitas negras y es dónde está el aroma). Cuando esté a punto de hervir la retiramos del fuego y dejamos templar.

Ponemos el resto de la leche en un bol junto con las yemas de huevo, el edulcorante y el almidón de maíz y batimos todo enérgicamente para que no nos queden grumos. 

Ahora vamos a ir echando la leche templada poco a poco sobre esta mezcla y batiendo hasta que terminemos de echar la leche.

Volcamos toda esta mezcla en el cazo y la ponemos al fuego sin dejar de remover porque no tiene que llegar a hervir. Cuando empiece a espesar apagamos del fuego y dejamos templar.

La crema no nos tiene que quedar muy muy densa porque al enfriarse va a espesar aún más y va a parecer engrudo.

Ya sólo nos queda montar la tarta.

Vertemos la crema pastelera sobre la base de masa quebrada e igualamos con una espátula. Por encima de la crema ponemos las cerezas deshuesadas y partidas por la mitad hasta cubrir toda la crema.

Probablemente no os hagan falta tantas cerezas, pero yo como me conozco y se que iban a caer bastantes mientras hacía la tarta, preferí comprar de más, y menos mal porque casi no me llegan jiji.

Lo último de lo último es pintar las cerezas con un poco de mermelada sin azúcar añadido. Este paso es opcional pero la tarta nos va a quedar mucho más bonita.

Metemos en la nevera una o dos horitas para que se enfríe y estará lista para servir.

Por aquí os dejo una foto para que veáis la pintaza que tiene por dentro y de paso daros un poco de envidia.



On egin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TORTITAS DE ZANAHORIA (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

FLAN DE COCO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

HELADOS DE CHOCOLATE CON AVELLANAS (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)

PAN EN SARTÉN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

YORKSHIRE PUDDINGS (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN DE LIMÓN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

MUG CAKE RED VELVET (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

GALLETAS DE CHOCOLATE CON SÓLO DOS INGREDIENTES (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)