QUESO PARA UNTAR VEGANO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)


Aprovechando que aún me quedan unas rebanadas del pan que os enseñé la semana pasada y que me apetecía un montón comer queso me propuse hacerme un tentempié para media mañana (por aquí a este aperitivo mañanero lo llamamos hamaiketako) para quitarse el sombrero.

Tenía por ahí pululando varias recetas de quesos veganos que tengo ganas de probar pero de momento me decidí a hacer esta que encontré en la web de vegaffinity más que nada porque tenía una bolsa de anacardos muertos de risa en el armario y no se me ocurría mucho que hacer con ellos.

La receta es simple a más no poder tan sólo lleva 1/4 de taza de anacardos naturales, 1 cda. de eneldo seco picado, 3 cdas. de zumo de limón, 1 cda. de vinagre de manzana y 1 cdita. de sal.

Tenemos que empezar la receta la noche anterior porque hay que hidratar los anacardos para que se ablanden y resulte más fácil triturarlos.

Sólo hace falta ponerlos en un bol, cubrirlos con agua y dejarlos en la nevera toda la noche.

A la mañana siguiente los sacamos y los escurrimos bien. Veréis que están blanditos.

Los ponemos en un procesador de alimentos o en un robot de cocina bastante potente y añadimos el resto de ingredientes.

Tenemos que ir triturando poco a poco si no queremos cargarnos las cuchillas y ayudarnos de una espátula porque al principio la mezcla va a ser muy grumosa y espesa. Podemos también echar una o dos cucharadas soperas de agua para ayudar a aligerar la mezcla.

Cuando consigamos la textura que queramos lo guardaremos en un bote hermético en el frigorífico.

En la receta pone que se conserva dos semanas pero a mí el poquito que me quedaba a la semana ya se me puso un poco pocho y opté por tirarlo, así que yo sólo me atrevo a decir que una semana aguanta bien. 

Con estos ingredientes tampoco sale mucha cantidad sobre todo si en casa sois varios pero es que en casa a la única que le gusta el queso es a mí, y no conseguí que me ayudaran a terminarlo, por lo visto no les hizo gracia el olor, textualmente los tres dijeron "no gracias, no nos gusta el queso". 

Decidí tomármelo como un cumplido hacia la receta :-) supongo que no es sólo impresión mía que este queso se parece al que se hace con leche de origen animal.

On egin.

Comentarios