COCA DE ALBARICOQUES (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)


Esta receta igual llega un poco tarde más que nada porque se supone que es un dulce típico de San Juan pero como más vale tarde que nunca y está tan buena que se puede comer en cualquier momento hoy os traigo esta coca de albaricoques que está que quita "el sentio".

Buscando y trasteando por ahí al acecho de recetas nuevas encontré esta en la página de glutoniana

Su receta está hecha con cerezas pero como yo ya me había zampado todas las que traje y sólo me quedaban albaricoques pues tiré de reservas fruteras y aproveché lo que tenía por casa. 

Adapté además la receta como siempre para que fuera sin leche y sin azúcar añadido y cambié alguna cosita más y de verdad el resultado ha sido espectacular. 

Para hacer este dulce utilicé 3 albaricoques grandes, 1 taco de levadura fresca (25 gr.), 500 gr. de Mix Pan de Schär50 gr. margarina a punto de pomada, 150 ml. de leche vegetal, 10 ml. edulcorante, 1 chorrito de agua de azahar, una pizca de sal, 3 huevos talla L y 1 yema y sirope de agave para pintar.

El primer paso es deshacer en un bol el taco de levadura con la leche que previamente habremos templado y con un chorrito de sirope de agave y dejarla reposar hasta que empiece a espumar.

En otro bol, ponemos la harina panificable que tenemos que tamizar con anterioridad, la margarina a punto de pomada, los 3 huevos a temperatura ambiente y el edulcorante.

A esta mezcla agregamos la leche y la levadura que teníamos apartada y además añadimos unas gotitas de agua de azahar. 

Ahora amasamos hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados. Nos va a quedar una masa muy húmeda pero perfectamente manejable. 

Cuando la masa ya se despegue de las paredes del bol cubrimos con papel vegetal una bandeja de horno y volcamos sobre ella la masa.

Vamos a extenderla con las manos hasta que cubra más o menos toda la bandeja. Tiene que tener el mismo grosor por todos lados.

Dejamos fermentar hasta que doble su volumen cubierta con un paño en un lugar templado (yo como siempre la dejo en el horno cerrado que precaliento 50º durante 5 minutos). Más o menos tardó una hora.

Cuando la masa haya crecido batimos una yema de huevo y la pintamos y seguido ponemos los albaricoques por encima. Yo los corté en trocitos pequeños.

Para finalizar pintamos por encima sin olvidarnos de los albaricoques con un poco de sirope de agave y metemos en el horno precalentado durante 25 minutos a 180º.

Sabremos que está hecha como con el pan: si al darle golpecitos por encima suena a hueco.

La dejamos enfriar sobre una rejilla.

Hoy antes de despedirme os quiero enseñar una cosa que me hace mucha ilusión y que se ha hecho de rogar. No sé si os acordáis pero allá por Semana Santa os decía que en breve habría una sorpresa. 

Bueno pues no se me había olvidado no pero a veces las cosas se demoran más de lo que nos gustaría aunque afortunadamente al final todo llega y por eso hoy quiero presentaros mi primer ebook de cocina: "Dulces Pecados" que podéis encontrar en Amazon. 

En este ebook vais a encontrar las recetas del blog y también otras nuevas que estoy segura os van a encantar.

Espero que os guste porque está hecho con todo el cariño del mundo.

On egin.

Comentarios