TARTA CIENPIÉS (sin leche)


Esta tarta, bueno tartas, las hicimos para el cumple de mis hijas. Estábamos hasta el gorro de hacer o comprar unas tartas súper chulas para los cumples para que al final nos las comiéramos los padres. Si si, os sonará, mucho cumple, mucha comida y bebida, pero al final somos los sufridos padres los que nos zampamos todo, tarta incluida. Los peques soplan las velas, abren los regalos como posesos y cuando ven lo que es, lo dejan aparcado en un rincón y se van a jugar tan campantes. Total, que debido a esto, decidimos cambiar de táctica, bueno, en esta caso de tarta y trasteando por los blogs encontré esta que me pareció divertida.

Pero como de costumbre, había un problema, la intolerancia a la leche de una de mis brujitas, así que tuve que hacer "el plan B". Me puse a mirar ingredientes como una loca en el super y al final encontré los donuts de Dulcesol que resulta que no llevan leche en sus variedades de natural, chocolate negro y chocolate de dos colores. Llevan trazas eso sí, así que obviamente para alérgicos a la leche no sirven pero para intolerantes en principio si.

Después compré grageas de chocolate en el Ikea que ya he comentado alguna vez que no llevan leche y gominolas y regalices.

Corté los donuts por la mitad y fui alternando los colores, les pequé con un poco de sirope de chocolate los ojitos (las grageas de chocolate), les puse antenitas (los regalices de colores), la lengua (una gominola roja) y las patitas (gominolas de colores).

Luego puse unos hilos de sirope de chocolate por encima y espolvoree unos fideos de azúcar de colores.

Y tarta lista.... y no vista. Menudo éxito, se la zamparon volando ni las migas sobraron.

On egin.


Comentarios