BIZCOCHO DE REMOLACHA (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

Imagen
Os confieso una cosa? No me gusta un pimiento la remolacha, cuando era niña si, pero ahora la detesto y por lo visto es algo que he debido de contagiar a las miniflaneras porque no hay forma humana de que se la coman, mira que he probado formas, pues nada de nada.
Que no me guste no significa que no la coma ojo!! porque la remolacha tiene ácido fólico, hierro y vitaminas del grupo B como la B1, B2, B3 y B6. Pero lo dicho que no la soporto y como a las peques no ha habido forma humana de hacérsela comer nunca pues en cuanto ví esta receta en un grupo de facebook me lancé de cabeza a hacerla porque estaba segura de que así iban a tomársela (si no les decía de que era el bizcocho claro jeje) y acerté de pleno.
La modifiqué un poquito ya no sólo porque inicialmente llevaba gluten sino porque quería disimular el sabor fuerte de esta raíz.
Para esta receta utilicé 240 gr. de preparado para repostería sin gluten, 30 gr. de harina de arroz, 30 gr. de almidón de maíz, 15 gr. de cacao puro sin glu…

MINI CROISSANTS (sin gluten)


Pedazo desayuno fácil y rápido de hacer. Y no veáis lo bien que sienta un domingo de estos lluviosos en los que no tienes ganas de hacer nada, levantarse sin prisas y desayunar tranquilamente unos croissants recién horneados con un café, té, o lo que queráis.

Se hacen en un momento, eso sí, necesitamos con que hacerlos y como no, una vez más yo recurrí a Mercadona porque tienen una masa de hojaldre sin gluten de su marca blanca que está muy bien de precio y con la que se trabaja muy bien.

Son muy sencillos de hacer. Lo primero es precalentar el horno y mientras se calienta vamos a cortar el hojaldre en triángulos aprovechando la masa lo máximo posible para que no nos sobre.

En la parte ancha de cada triángulo, justo por la mitad, hacemos un cortecito de unos 2 cm y por ese lado empezamos a enrollar la masa, de modo que el piquito del triángulo nos quede hacia arriba. 

Y ya está!! Ahora sólo queda meterlos al horno a unos 200º hasta que veamos que están dorados.

Tienen que quedar doraditos para que estén crujientes. Al sacarlos los dejamos enfriar sobre una rejilla para que el vapor que generan no nos los ablande y los pintamos con un poco de mermelada de melocotón o albaricoque para darles brillo.

Si somos más golosos, antes de enrollar los triángulos, podemos poner dentro una onza de chocolate negro o una cucharadita chiquitina (que si no se nos va a salir) de crema de chocolate.

Y ahora si que si a disfrutar de esa mañana de domingo con nuestra bollería recién hecha.

On egin.


Comentarios

Entradas populares de este blog

TORTITAS DE ZANAHORIA (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

FLAN DE COCO (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

HELADOS DE CHOCOLATE CON AVELLANAS (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin huevo)

PAN EN SARTÉN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

YORKSHIRE PUDDINGS (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

PAN DE LIMÓN (sin gluten, sin leche y sin azúcar añadido)

MUG CAKE RED VELVET (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)

GALLETAS DE CHOCOLATE CON SÓLO DOS INGREDIENTES (sin gluten, sin leche, sin azúcar añadido y sin levadura)